Posteado por: bosquedealimentos | 4 diciembre 2010

Bosques comestibles en Andalucía


Fuente: http://www.lachispa.net

A principios de los años 90 descubrí en las Alpujarras una de las cosas que más me han fascinado en la vida, los bosques comestibles. Bancales que se extendían en las laderas de la Sierra Nevada llenos de frutales: olivos y naranjos, nogales y caquis, nísperos y perales, membrillos y madroños, mirtos y palmitos, algarrobos con almendros, encinas y almeces, parras junto a higueras,etc… 
 
La permacultura en su visión holística prioriza los bosques comestibles porque son los sistemas agronómicos más estables que más rendimientos proporcionan y menos aportaciones externas requieren. La intención de la permacultura es mejorar el rendimiento de los sistemas naturales seleccionando adecuadamente todo tipo de árboles que crean conexiones simbióticas entre los seres vivos. 
 
Habiendo árboles evitamos perder suelo, agua o sufrir las consecuencias de la erosión, inundaciones y sequías extremas. Entonces ¿por qué despreciamos ecosistemas forestales que producen todas nuestras necesidades alimenticias básicas con un mínimo esfuerzo? ¿Por qué seguimos talando bosques y selvas para cultivar soja, trigo, maíz, arroz, etc…?
 
El problema es que consideramos natural vivir en un paisaje forestalmente degradado. Los niños y jóvenes de hoy crecen acostumbrados a destrucciones extremas. Sin darnos cuenta perpetuamos la “destructu-cultura&q uot;. Cada uno puede ser parte de la solución. Si tienes oportunidad puedes crear un jardín del Edén, es una experiencia verdaderamente gratificante. Por favor, habla con los viejos campesinos del lugar para saber de las variedades de árboles apropiadas, injertos,etc… Investiga el clima de la zona, los ciclos del agua y su disposición. Elabora una lista de los árboles, arbustos y plantas que se pueden dar bien usando bibliografía. Consulta expertos que te puedan asesorar.
 
Los pequeños espacios no son una limitación: recientemente descubrí en Barcelona a Joan Carulla, 78 años, quien creó en su azotea un vergel de 240 mts2 con 60 árboles diferentes en macetas y gran diversidad de plantas. Otra zona que me maravilló por su extraordinaria riqueza está junto a la sierra de las Nieves, Málaga. En pleno s. XXI aún se realiza un ejemplar uso de la tierra, como es el caso de Cristóbal Hevilla. Este venerable agricultor ecológico, de casi 80 años, sigue cuidando de una preciosa finca con gran variedad de frutales y plantas hortícolas. Con ayuda de sus hijos abastecen parte de las necesidades de La Breva, asociación de consumidores ecológicos de Málaga capital.
 
También en estas tierras pude comprobar la abundancia inmensamente superior de los bosques alimenticios frente a los gigantescos monocultivos asesinos de tanta biodiversidad. Juan Ramos, otro de mis maestros, me mostró naranjos que había plantado su abuelo y que rondaban los 100 años, con cosechas de más de 250 kgs de naranjas. O el pecanero que él mismo plantó de semilla hace 20 años (70 kgs de nueces pacanas al año). O la generosidad de los olivos de secano ( 4 personas en 4 días 1 tonelada de aceitunas). En pleno casco urbano del pueblo de Coín descubrí en el parque de bomberos 2 inmensos aguacates con cientos de kilos de excelente mantequilla vegetal. 
 
Podría seguir hablando sin fin de estos seres tan especiales. No en vano Buda se iluminó debajo de un árbol de higos, inspirado en  su amor incondicional.
  
INFO:
Lucho Iglesias y Matricia Lana, permacultor y co-fundador Permacul tura Caña Dulce
www.permaculturaca nadulce.org


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: