Posteado por: bosquedealimentos | 13 junio 2010

Cualquiera puede crear un bosque de alimentos


Aportado por Hugo

Hay cientos de plantas que crecen sin la ayuda del hombre, dando cosechas satisfactorias para la despensa familiar, otras se conforman con pequeños cuidados y luego están las que necesitan verdaderos mimos para prosperar. Cuando digo que cualquiera puede tener un bosque de alimentos me refiero a que cada uno puede encontrar un lugar donde entrar en cooperación con la natura, sea o no de su propiedad, tenga más o menos tiempo, o más o menos cultura. Se trata de encontrar qué árboles y plantas se adecuan a tu situación. En nuestro clima mediterráneo, y si fueses una persona muy ocupada de las que solo quiere ir prácticamente al huerto a recolectar, podrías plantar higueras, higos chumbos, granados, almendros, cardos, alcaparras, uvas, algarrobos, serbales, acerolos, pino piñonero, albaricoques, nísperos….sin ni siquiera regar ni podar ni atender la tierra en absoluto una vez estuviesen asentadas. Si tuvieses una tierra de regadío, a lo anterior sumariamos caquis, naranjos, ciruelos, melocotones, moreras, perales…. con 1 o 2 riegos de apoyo anuales y pudiendo desatender el suelo una vez establecidos.

Para plantas de huerta, las habas y guisantes crecen en invierno -primavera con muy pocos cuidados, a veces basta con tirar un puñado de simiente entre las hierbas con la llegada de las lluvias de otoño, y lo mismo con las acelgas, los rabanitos, los cardos y los nabos, todo depende de los caracoles que habiten en el huerto. Con simplemente un poco de humedad los tomates cherry crecen reptando entre las hierbas de verano y dando más tomatillos de los que podríamos comer. Las alcachofas y los espárragos una vez asentados producen todos los años. Todas estas plantas y muchas más pueden dar cosechas sin necesidad de fertilizantes o abonados, ya que éstos aumentarían en vigor y productividad, pero con muchas plantas ocurre que sin echarles nada producen más que podrías comer.

No hay animal en la natura que practique la agricultura …..conectar con el recolector que llevamos dentro nos hace felices a la mayoría.


Responses

  1. Muy buenas,
    seguro que ya conocéis el libro de Fukuoka: la revolución de una brizna de hierba. Realmente coincide asombrosamente con vuestra filosofía, que desde el decrecimiento se apoyaría sin reservas. Espero que mi comentario os sea de ayuda. Como biólogo y como decrecentista, ¡todo mi apoyo y admiración!

    • Gracias. Efectivamente Fukuoka nos ha influenciado y ciertamente apostamos por reducir nuestras necesidades consumistas actuales a las más bçasicas y entre ellas, tener para comer todos los días, porque creemos que lo primero de todo es estar alimentado y que la seguridad de tener comida para mañana dependa principalmente de nuestra propia capacidad para producirla. Saludos. Jose Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: