Posteado por: bosquedealimentos | 27 enero 2009

Los boniatos (Ipomoea batatas).


Aportado por Hugo.

 

Cultivo.

Sobre principios de abril, cuando se huele el verano pero aun hace fresquito, pongo en una bañera que tengo llena de turba los tubérculos más bonitos del año, como a dos dedos bajo tierra. Al poco empezaran a verse asomar, pero tardaran sobre un mes en formarse. Cuando las plantas tienen la altura de un palmo se pueden trasplantar. Yo lo hago a un trozo de tierra bien cavado al que he añadido estiércol, a razón de un capazo 1,5 metros cuadrado. Para regar utilizo manguera de goteo, con goteo cada 30 centímetros, separando las líneas 40 cm. entre si, y poniendo una planta por goteo. Se planta superficialmente a 2 dedos haciendo un hoyito con la mano y un pequeño lazo con la planta, poniéndola acostada, dejando salir poco menos de la mitad a la superficie y dejando no más de tres hojas. El riego debe ser inmediato y para tener buenos resultados la planta debe de estar recién arrancada. A pesar de usar goteo dejo que se encharque en el primer riego y a los diez días lo vuelvo a regar. El siguiente riego lo hago cuando las plantas empiezan a pasar sed (hojas caídas) siguiendo con un riego copioso cada 20 días. Es ideal para asociarse con árboles en formación de 2 a 6 años. La recolección la hago antes de la temporada de lluvias torrenciales, pues el cultivo sufre por encharcamiento, con una horca y paciencia. La parcela queda como si hubiesen pasado una familia de jabalís, ideal para sembrar unas habas.

 

Con esta forma de cultivo, con la variedad blanca salen boniatos pequeños y medianos pero dulcísimos. Si deseas producir cantidad y no calidad, amplia la distancia de plantación y riega cada 2 o 3 días (con goteo), recogerás monstruos de 800 gramos.

Otros usos en campo.

Es una planta muy interesante para tapizar el vergel y las hojas se las come el ganado..

 

Preparación en la cocina.
Sobre todo los comemos asados al horno de nuestra cocina económica, aunque también al vapor, o en guisado acompañado de otras raíces.  Tenéis en otro artículo la receta de los “pastissets de boniato”. Si disponéis de un secador de frutas podéis secarlos y luego triturarlos con un molino de muelas de acero, obteniendo así una sémola muy nutritiva. Con los boniatos asados hacemos también ñokis mezclando harina de trigo y boniato a partes iguales y añadiendo un huevo por medio kilo de masa, luego se hacen bolitas y se cuecen 10 minutos con abundante agua, finalmente salsa al gusto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: