Posteado por: bosquedealimentos | 17 enero 2009

Jalea o miel de higo.


Aportación de Hugo.

Se puede elaborar de las higueras blancas que maduran en agosto, de las que hay unas cuantas variedades buenas. Los higos llegan a secarse en el árbol o al caer en el suelo. Hacia principios de septiembre, si no llueve, el suelo estara colmado de higos secos. Se recojen y se seleccionan desechando los malos con mucha tolerancia y sin ascos.  Se ponen en una olla, se cubren de agua  y se cuecen durante una hora, dejandolo despues enfriar. Ahora con una gasa fina hay que filtrarlo, quedando un jugo marrón. Volvemos a ponerlo en el fuego y que hierva removiendo de vez en cuando, y quitando la espuma. El caldo se reduce hasta que adquiere la consistencia del caramelo (comprobando al enfriarlo en una cuchara). Después en plena ebullición se vierte en tarros, cerrándolos y poniendolos invertidos hasta que se enfrien. La miel se puede utilizar para edulcorar o para consumo directo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores

%d personas les gusta esto: